La clasificación por adelantado a los cuartos de final del Torneo del Interior “A”, que obtuvo nuestra primera división esta semana, nos dio pie para buscar en nuestras memorias un episodio análogo.

No tuvimos que irnos tan lejos en la historia para encontrar un evento parecido. En el año 2013, el Torneo del Interior era la máxima y única competencia federal de ese momento. El Nacional de Clubes no se jugó en 2012 y 2013, y esto es un condimento especial en esta historia, ya que no sólo estaba en juego la clasificación a cuartos, sino que con ella también se accedía a una de las 9 plazas del interior en el renovado Nacional de Clubes 2014.

Zona 3, grupo de la muerte

Nuestra primera, tras finalizar en la tercera posición del rugby cordobés, le tocó integrar una complicada zona 3 junto a Huirapuca (co-campeón del NOA), Jockey Club Rosario (sub-campeón del Litoral) y Santiago Lawn Tennis Club.

El TDI “A” del 2013 no pudo haber tenido un mejor arranque para los nuestros, derrotando a domicilio al campeón tucumano 29-22. Pero la buenaventura no duró tanto y la segunda fecha fue un duro revés. En su visita a Rosario, el duelo de Jockeys fue para los locales (que venían de golear a Lawn Tennis 53-22) por un resultado de 45-18.

Tercera fecha, una definición apasionante

La definición de este grupo fue digno de guión de película. Si bien, el Jockey rosarino llegaba mejor posicionado por sus goleadas, le quedaba un duro escollo visitando a Huirapuca, que si ganaba y goleaba anotando varios tries tenía chances de entrar. La misma suerte corría para nuestra primera, que de local debía golear a base de tries a los santiagueños.

Tres provincias estuvieron en vilo durante 100 minutos. Mientras se jugaban en simultáneo los dos partidos, se iban conociendo los avances de marcador. En concepción, Huirapuca llegó a 7 tries para derrotar 46-19 a los rosarinos. En Córdoba, Jockey ganaba cómodo su partido 46-23, también con 7 tries. pero sabía que la diferencia de puntos y tries no lo favorecía, por lo que si o si necesitaba seguir anotando.

Héroe insospechado

Por aquellos días, Ignacio Plans ya era el 9 indiscutido de la primera, y cuidandole las espaldas en el banco siempre estaba un jóven camada ’92, chiquitito y desgarbado, pero aguerrido y valiente, llamado Alejo Mías. Las insospechadas vueltas de la vida lo pusieron tempranamente adentro de la cancha, por un desgarro en el primer tiempo de Plans.

Alejo jugó esa tarde un gran, partido, ayudado por todos sus compañeros y principalmente por un temible pack, que ese día formó con Errecaborde, Biancucci, Michelotti, Galloppa, Allub, Panessi, Ulik y Robledo.

El partido se iba en la fría tarde en el country, cuando Julio Deheza generó un quiebre por el centro de la cancha y quedó mano a mano con el fullback. El 12 fue tackleado, pero en apoyo y a toda velocidad venía el héroe de la tarde, que recibió el off-load de su amigo y compañero y con el ingoal entre cejas, voló hacia el try y hacia la historia.

El resumen de aquel partido inolvidable, revivilo acá:

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.