El sábado se disputaron las semifinales de Intermedia, donde nuestro equipo dio vuelta un déficit de 19 puntos, para quedarse con un soñado triunfo sobre la hora por 31-29.

Más de 10 años pasaron desde la última vez que Jockey Club Córdoba puso su nombre en el partido más importante del año en esta división. Abrazados a la ilusión, con el corazón, con los brazos, con las piernas, con las uñas y los dientes. Con todo eso se abrazo este equipo a su sueño de jugar la final de la categoría.

Tantas ganas tenía, que no hubo que esperar demasiado para romper el cero y ponerse arriba con un try. Los primeros 20 minutos fueron de Jockey, que empujaba, tackleaba y movía la pelota de forma inteligente. Pero Palermo Bajo también hizo méritos para llegar a este partido, y también tenía hambre de gloria, y así fue como consiguió descontar en el resultado e irse al entre tiempo 10-8 a favor de los nuestros.

Las ganas de ganar del Palermo Bajo fue el primer gran obstáculo que tuvo que sortear este equipo en la tarde del sábado. El segundo, y más complicado, fue Jockey mismo. La ansiedad, la emoción, la adrenalina de este tipo de partidos, los llevó a cometer una innumerable cantidad de errores no forzados e infracciones. Los últimos diez minutos del primer tiempo y los primeros 25 del segundo fueron una de las peores versiones de este Jockey en lo que va del año, desconcentrado, pasado de vuelta y desdibujado en defensa. El escarabajo lo aprovechó muy bien, y llegó a ponerse arriba 10-29. Parecía no haber reacción de los hípicos.

Pero llegaron los cambios, con una pareja de medios enchufadísima en la cabeza y conducción de Santiago Fernández y Lucas Gadow, el refuerzo en el pack de forwards con la experiencia de Juan Pablo Romero y Fabio Galloppa, más la entrada de Manuel Sosa en la tercera línea y un gran segundo tiempo de Juan Soler en la línea de backs, le dieron otro aire y otro brillo a la producción local.

En los últimos 10 minutos concretó la hazaña. Primero con el try de Romero, y a falta de cinco con la gran entrada de Soler en la línea para darle pista libre al “corre-caminos” Federico Sartori… 24-29, y tiempo de sobra para soñar.

Como un depredador que huele la sangre del rival herido, ahí fue, con una gran escapada de Sosa desde las 22 hasta las cinco yardas de Palermo Bajo. La visita no pudo contener la presión roja y blanca y cedió un scrum producto de un knock on, y el pack local se quería meter con pelota y todo en el ingoal. Algunas infracciones forzaron una amarilla para los de los bulevares, y con mucha paciencia y orgullo, los forwards fueron en busca de la gloria. Un par de golpes y finalmente el gigante Joaquín López Faure apoyó el try del empate parcial 29-29. La conversión de Gadow puso las cifras definitivas 31-29 y selló el pase a una esperada y soñada final, contra Córdoba Athletic, la semana que viene.

Formación JCC:

1- Facundo Diaz, 2- Tomás Piro, 3- Maximiliano Roldan, 4- Lautaro Ramirez, 5- Joaquín López Faure, 6- Ignacio Pronyck, 7- Emiliano Roldan, 8- Guillermo Maldonado, 9- Marcos Paez Molina (c), 10- Gustavo Aliaga, 11- Federico Sartori, 12- Gonzalo Masin, 13- Juan Soler, 14- Santiago Cugnini y 15- Santiago Schiavini.
Ingresaron: Romero, Kutulas, Mohn, Galloppa, Sosa, Fernández, Gadow y Riera.
Entrenadores: Javier Fiori, Galo Alvarez Quiñonez, Ramiro Lopez, Santiago Lopez Vaca y Leonardo Gallardo.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Jockey Club Córdoba

GRATIS
VIEW