Jockey “B” aportó el domingo un valioso triunfo conseguido en los bulevares. El conjunto que dirigen Ignacio Seia y compañía supó “primerear” al escarabajo, y cuando el partido agonizaba, asegurar la victoria con mucho oficio. Fue 19-18, pero valió más que un resultado.

Son de esos partidos que se sabe de antemano que no va a haber espacio para descansar, para relajarse. Esos partidos que hay que aprovechar cada oportunidad, que hay que minimizar los errores lo más que se pueda, y que lo más probable es que se definan en la última jugada. Así lo entendió Jockey “B” el domingo, y así lo jugó.

El primer tiempo fue lo mejor de nuestros juveniles. El primer try llegó a los 5′, una conquista de toda la cancha, tras jugar un penal rápido en las propias 25, donde la tocaron todos los jugadores y apoyó Mateo Guerra. Los siguientes 20 minutos fueron una prueba de carácter, donde la defensa soportó la arremetida del local.

Manuel Alonso dibujó una gran jugada que terminó en el segundo try hípico, y con diferencia de 8-14 se fueron arriba al entretiempo.

En el segundo tiempo Bajo salió a vender cara la derrota, achicó margenes y a falta de 5 minutos lo pasó a ganar 18-14. Fue el momento de mayor emoción del partido, y nuestros jugadores sabían que tenía que primar la actitud y la paciencia. Y el saber interpretar correctamente el momento tuvo su premio, en la última jugada. Tras un scrum, los forwards se pusieron el overoll y luego de varias fases jugando corto, vulneraron el ingoal local, para sellar el triunfo 19-18.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Jockey Club Córdoba

GRATIS
VIEW