Nuestra primera perdió un partido para el infarto, que lo tuvo como líder en el marcador hasta la última jugada del partido, momento en el que un corajudo Marista anotó un try convertido que le dió la victoria 27-29.

Se terminó el sueño del Interior “A” para todos. En una tarde húmeda, lluviosa y fresca, se escapó un partido que parecía impensado de perder al término del primer tiempo.

Es que Jockey hizo muchos méritos para quedarse con el encuentro. Desde el primer minuto salió a buscarlo, con agresividad y concentración. No obstante, enfrente tuvo un equipo mendocino con mucho carácter y personalidad, que jamás se entrego, ni aún cuando cerró el primer tiempo con una desventaja de 17 puntos (22-5).

A los pocos minutos de iniciado el cotejo, Facundo Montero encontró el ingoal “tricolor” para poner el 7-0. El primer tiempo tuvo momentos de paridad, pero Jockey siempre fue superior en casi todas las facetas del juego. Supo como jugar el partido, teniendo en cuenta el clima; los gordos no esquivaron el bulto y jugaron “cara a cara” a los forwards visitantes, imponiendo rigor en el juego cerrado. Así consiguieron dos tries de moul para estirar diferencias con un equipo Marista que sólo lastimó en una jugada fortuita en la que supieron aprovechar una desconcentración local. El primer acto se cerró con un try de muy buena factura anotado por Gonzalo Masin, tras una gran habilitación con el pie de Santiago Jara.

La casa estaba en orden en barrio jardín, y al inicio del segundo tiempo nada indicaba que el rumbo fuera a torcerse. Pero la convicción y voluntad del conjunto cuyano pudo con los pronósticos y poco a poco comenzó a dar vuelta la historia. Garra y actitud fue su receta, y eso es doblemente meritorio, porque enfrente tuvo un Jockey que jamás le esquivó al roce, y tackleó a destajo, con mucha agresividad.

Lo cierto es que, pese a la enorme actitud durante los 80 minutos, a nuestros jugadores les falto claridad para definir el juego (falló en tres chances claras de try en los últimos 15 minutos), paciencia para esperar los momentos de quiebre del partido, y sobre todo orden y disciplina, que los llevó a cometer muchas infracciones, que incluyeron una tarjeta roja para Horacio Urtubey.

En este escenario Marista hizo todo lo contrario y aprovechó el bajón hípico para comenzar a acercarse, primero con un try convertido, luego reponiéndose de un try anotado por Joaquín López a los 33′, y a partir de ahi para buscarlo y encontrarlo dos veces en la punta izquierda del in-goal rojo y blanco. El tiempo ya estaba cumplido cuando Marista anotó su último try en la bandera, la dificultad que tuvieron los pateadores de ambos equipos indicaba que el encuentro terminaría en empate, pero como si fuera de otro partido, el pateador mendocino Filizzola la clavó desde la tribuna, para pasar por primera y única vez adelante en el resultado, y para sellar un inverosímil triunfo que los deposita en las semifinales del torneo.

Así es el deporte, a veces se gana, a veces se aprende. Hoy nos toca conocer la derrota en un partido muy parejo y complicado, pero que deja mucho aprendizaje para un joven grupo de jugadores que viene teniendo una campaña irreprochable. A levantar bien alto la frente, y a seguir trabajando, que nadie dijo que el camino sería ni fácil, ni cómodo.

Formación JCC:

1- Santiago Pulella, 2- Ignacio Palomeque, 3- Facundo Devoto, 4- Matias Goren, 5- Facundo Montero, 6- Augusto Cugnini, 7- Marcos Perea, 8- Franco Molina, 9- Ignacio Plans (c), 10- Santiago Jara, 11- Martin Bogado, 12- Gonzalo Masin, 13- Felix Luna, 14- Lucas Busdrago y 15- Horacio Urtubey.
Ingresaron: C. Blanco, Mohn, Coña, Isola, Lopez, M. Blanco, Segura y Sartori.
Entrenadores: Fiori, Alvarez Quiñonez, Lopez Vaca, Lopez Benavidez y Gallardo.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Jockey Club Córdoba

GRATIS
VIEW