Finalmente, la frase que más se escuchó durante la última semana, en el plantel argentino tomó cuerpo. “Es el partido más importante de nuestras vidas”, repitieron Los Pumas cada vez que se les consultó sobre el enfrentamiento ante Escocia, y la verdadera dimensión de esa sentencia se pudo ver en la cancha del Wellington Regional Stadium. El 13 a 12 del score final tuvo todos los condimentos que han forjado la historia de Los Pumas en los últimos años. Con sabor a epopeya, el equipo argentino se sobrepuso a la adversidad, y si bien matemáticamente aún no está clasificado, dio un paso muy importante para convertirse en el segundo equipo del grupo B, y entrar a los cuartos de final para medirse con los All Blacks. La misma película, ocho años después El triunfo argentino no se construyó sobre el final del partido, pero una vez más, como en aquella memorable victoria ante Irlanda en el Mundial de 1999, Argentina tuvo un final emotivo para dar rienda suelta a su festejo. Ya desde el pitazo inicial, las condiciones climáticas parecían ser favorables a Escocia, quien está más acostumbrado a jugar bajo la lluvia. Pero no solo el clima tuvieron que superar los argentinos, sino que como ocurrió ante Inglaterra, el equipo de Phelan volvió perder hombres de jerarquía en los primeros minutos del partido. En el debut contra los ingleses, Los Pumas perdieron a sus dos backs de mayor experiencia (Contepomi y Tiesi) y esta vez ocurrió en los forwards. Las lesiones de Fernández Lobbe y Roncero, antes del final del primer tiempo parecían un mal presagio. Hasta entonces había sido un partido estrictamente posicional, con Escocia dominando en el juego y en el terreno y con Argentina tratando de sumar con el pie. El parcial fue 6 a 3 para los europeos, y fue justo. En la segunda parte, Leguizamón se sumó a la lista de golpeados, pero no dejó el campo de juego y los cambios que hizo el equipo del Cardo dieron resultado. Los europeos sumaron con un penal primero y un drop del ingresado Dan Parks después, que puso diferencia de seis puntos en su favor, a nueve minutos del final. La obligación de marcar un try y la incesante lluvia parecían demasiado para Los Pumas. Pero es allí, donde el equipo argentino parece sentirse más cómodo, y en ese momento hilvanó su jugada más clara de ataque, que terminó con la conquista de Lucas González Amorosino. El partido estaba 11 a 10 para Escocia, pero Contepomi mostró por qué era tan vital su presencia en el equipo, y con el temple de los líderes metió una conversión complicada para poner a su equipo arriba por la mínima diferencia. Después llegó la tensión de la defensa final, sin cometer penales, para “cantar bajo la lluvia” junto al numeroso público que se acercó a Wellington para ser testigos de una nueva leyenda de Los Pumas. La voz de los protagonistas Más distendidos, aunque con los sentimientos a flor de piel, los jugadores de Argentina reconocieron los méritos de Escocia, en la voz de su capitán Felipe Contepomi quien aseguró que “posiblemente Escocia jugó mejor. Pero los partidos duran 80 minutos, algo que nos pasó a nosotros contra Inglaterra donde también nos desconcentramos 30 segundos, en esa oportunidad tal vez nosotros jugamos mejor que ellos pero perdimos. Esta vez la pelota picó de nuestro lado”. Sobre la jugada en la que Argentina pasó a ganar el partido, Contepomi relató que “después de que Escocia marcó el drop, obviamente pensé que necesitábamos un try y que las condiciones no eran ideales, y cuando Lucas (González Amorosino) lo marcó le dije ‘lindo try, pero ahora debo meter la conversión’ y en ese momento volví atrás, a los entrenamientos y enfoqué en lo que tanto practico, no era una cancha fácil porque había mucho viento, pero tenía confianza en mi entrenamiento y traté de hacerlo de la mejor manera posible y a veces entra”. Por su lado, el experimentado full back de Escocia, Chris Paterson confesó que “es decepcionante salir de este partido en el equipo perdedor. Creo que jugamos bien por largos períodos como para que esto suceda. Es increíble la diferencia que un punto puede hacer”. Pero Paterson no se quedó en la derrota y puso la cabeza en las chances que aún tienen de clasificar, si logran vencer a Inglaterra en su última presentación, al decir que “tenemos que analizar el rendimiento de este fin de semana y necesitamos ganar el próximo. No solo ganar, sino ganar bien”.]]>

Artículos Relacionados

Jockey Club Córdoba

GRATIS
VER