El 5 de mayo se conmemora el Día Internacional de la Enfermedad Celíaca con el fin de concientizar, difundir y visibilizar sobre esta condición a toda la población.

La enfermedad celíaca es una intolerancia permanente al gluten, una proteína que se encuentra en el trigo, avena, cebada y centeno, que afecta al intestino delgado de las personas con predisposición genética. La enfermedad puede aparecer en cualquier momento de la vida, desde que se incorpora gluten a la alimentación hasta la adultez avanzada.

El tratamiento de la enfermedad consiste únicamente en llevar una alimentación libre de gluten de por vida, es por ello que una alimentación saludable libre de gluten debe contener:

  • Verduras y frutas: se incluyen todas las verduras y frutas en su estado natural (frescas). Aquellas que son envasadas, deben estar dentro del listado de alimentos apto para celíacos.

  • Legumbres, cereales, pan, papa y pastas: se incluyen granos, harinas, féculas y almidones libres de gluten: maíz, arroz, amaranto, harina o semillas de alforfón (también llamado trigo sarraceno), quinoa, harina de quinoa, harina de amaranto, harina de algarroba, mijo, harina de porotos, harina de garbanzos, fécula de papa, harina de soja, fécula de mandioca y premezclas elaboradas con estas harinas.

  • Leche, yogur y queso: seleccionar aquellos que se encuentran dentro del listado de alimentos aptos para celíacos (ALG)

  • Carnes y huevos: en este grupo se incluyen todas las carnes frescas.

 

  •  Agua segura: es fundamental el consumo de 8 vasos de agua por día.

  • Aceites, frutas secas y semillas (grasas): para estos casos se debe elegir aquellas con cáscara y/o envasadas cuyas marcas se encuentren en el listado integrado de Alimentos Libres de Gluten.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.