El año pasado, unos días antes de jugarse la final del Nacional de Clubes “B” entre nuestro club y Atletico de Rosario, desde Francia llegó un hombre de contextura chiquita, llamado Pierre Belzunce. Venía con intenciones de hacer experiencia en Córdoba, y entre ellas, jugar al rugby.

Por consejos de “Cuchu” Agustín Ortiz Crivelli, aterrizó en barrio Jardín, donde el mismo día que llegó fue invitado a un asado de primeras líneas; y días después estaba viajando hacia la ciudad de Rosario a ver la gran final.

Fue recibido por los jugadores de Pre-Intermedia como un compañero de división de toda la vida, y rápidamente estaba aportando su talento y velocidad (su puesto es wing/fullback) a un equipo que por muy poquito no se metió en la final de la categoría.

La vida social fue lo que menos le costó en esta Córdoba, tan acostumbrada a recibir gente de todos lados. En poco tiempo pasó de empleado a socio de un bar en Nueva Córdoba, y a encontrar una segunda familia en sus amigos del club.

Tranquilo y callado, vivió intensamente su experiencia en la docta y en el club y hoy, apurado por compromisos laborales y familiares en su Francia natal, volvió hacia Europa y esto es lo que tiene para contar:

1-¿Por qué decidiste venir a Córdoba? ¿Que hacías antes?
Vine con la idea de cambiar de vida. Antes era jefe de obras pero acá no encontré (no busqué mucho tampoco) y me agarró la joda cordobesa.

2- ¿Que hay de cierto que casi tenías un pie adentro de La Tablada y vino alguien y te hizo entrar en razón? 
Juan martin Berberian que conocí allá me había tirado datos para ir a jugar en Tablada. Y un día recibí un mensaje áspero del Cuchu Crivelli que me convenció y me llevó al Jockey.

3- ¿Cómo fue tu primer día en el club? ¿Mi primer día? Me sumaron a un asado de gordos en la casa de la Nana. ¡15 personas y 25kg de carne más o menos! Un locura para alguien que no había probado asado.

4- ¿Que te pareció la vida de club? ¿Diferente a lo que se vive en Francia? La vida en el club es distinta porque es un club polideportivo, así que se mezclan todos. Lo que me llamó la atención es que de los pendejos a los jugadores del plantel, empujan todos hacia el mismo objetivo!

5- ¿Y el nivel de rugby? El tema del nivel es bastante complicado. Siempre dije que el tipo de juego no tiene nada que ver. Acá es más lírico, se juega con la guinda.

6- ¿Tres cosas que hayas aprendido acá y que sientas que van a ser parte tuya para siempre? Aprendí mucho sobre lo del asado, el Fernet y el mate. Pero aprendí sobre todo lo importante de compartir absolutamente todo con la gente que te ama.

7- Nombra al menos tres personajes del club que no vas a olvidar, y explícanos por qué los elegís.
Esa pregunta es muy complicada. Por eso voy a elegir solo una. Sería el Ale Vidal. Yo siendo hijo único nunca tuve una relación amistosa tan fuerte. Me ayudó mucho, discutimos un par de veces, le reté demasiado, entrenamos juntos, peleamos juntos, trabajamos juntos. Ahí tenes la persona del club que no podría olvidar nunca.

8- Dicen las lenguas, que la adaptación a la vida cordobesa no te costo nada….
Dicen dicen. Pero creo que todos saben que me agarró fuerte la joda. Y me enamoré de un par de Cordobesas.

9- Describí Córdoba en no más de un párrafo.
Cordoba, ciudad loca donde se juntan los estudiantes de todo el país. Donde se puede salir de lunes a lunes. Donde podes encontrar gente que te puede ayudar aunque no tiene nada.

9- ¿Un mensaje para la familia de Jockey Club Córdoba? Para terminar, quería agradecer el club por recibirme tan bien. Y mi última palabra irá a los de la Pre B. Que siguen siendo hombres y jugadores con corazón y muchísimos huevos.
¡Un abrazo gigante. Volveré! 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Jockey Club Córdoba

GRATIS
VER