La fibra esta dentro del grupo de alimentos de origen vegetal y es un componente que resiste la digestión y absorción dentro del cuerpo.
La incorporación de las mismas a la alimentación diaria es importante porque:

  • Regula el tránsito intestinal, previniendo la constipación.
  • Aumenta el tiempo de permanencia de los alimentos en el estómago, provocando una mayor saciedad.
  • Disminuye el colesterol y triglicéridos.
  • Una buena ingesta de fibra esta asociada a un menor riesgo de padecer cáncer colon rectal.
  • Controla niveles de azúcar en sangre al “entorpecer” la absorción de nutrientes en el intestino, retrasando así la absorción de carbohidratos y logrando un aumento lento de la glucosa.

Si no consumís mucha fibra lo ideal es que la agregues de manera progresiva, de esta manera evitarás molestias o hinchazón abdominal.
En algunas patologías se encuentra disminuido o contraindicado su consumo.

En qué alimentos podemos encontrarla:

  • avena
  • legumbres
  • frutos secos
  • semillas
  • frutas y verduras
  • cereales integrales y sus derivados (mientras + refinado – fibras)

Fuente: Lic. en Nutrición Marianella Flores Grey | M.P. 4379

Contacto para consultorio presencial

Instagram: @myc.nutricion

Teléfono: 3516839003

Mail: lic.marianellafloresgrey@gmail.com

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.