El sábado se disputo la última fecha del Final Four, que definía los rankings finales de la temporada 2016 del rugby cordobés. En esta última fecha a nuestra primera le tocaba un rival que le resultó complicado todo el año: Jockey de Villa María. Ambos equipos ya estaban clasificados al Nacional de Clubes “B” por el simple hecho de haber alcanzado esta instancia definitoria, pero quedaba en juego el honor y la posibilidad de subir al podio del rugby de la docta.

Con ese contexto, este fue el encuentro que inauguró  a las 14,30 la tarde de definiciones en Jardín Espinoza, como ante sala de la “final” enre Tala y Urú Curé. El partido entre los hípicos arrancó accidentado y no tan grato para los rojiblancos: en la salida el wing Tomás Bertotti sufrió un golpe en su cabeza en un intento de tackle y  el partido se detuvo para sacar al jugador en ambulancia.

Tras un breve receso por el accidente el juego se reanudó, y en los primeros 10 minutos los cordobeses fueron los dueños de las acciones. En ese lapso consiguieron un try de Ramiro Robledo y un penal de Francisco Lazcano -que previamente ejecuto uno que pegó en el palo-. Tras ese arranque, dos errores para salir con el pie desde su campo -principalmente en la cobertura defensiva de despeje- les dio la posibilidad a los villamarienses de conseguir dos trys y adelantarse en el marcador.

rama

El primer tiempo fue muy parejo en la batalla de fowards, con pocas pelotas hacia afuera para los dos equipos. Un intercambio de envíos a los palos más el segundo try de Robledo le daban color al partido. Las infracciones de ambos lados eran los protagonistas del juego, y así fue como vieron la tarjeta amarilla Francisco Panesi y Juan Pablo Romero. Para el final de este acto quedó un try de los de verde, que dejaba el resultado 26-22 para los de barrio jardín.

El común denominador del Final Four para nuestra primera fue la entrega que mostró el equipo. En las dos primeras fechas le tocó contra rivales que están todavía un escalón por encima y el desgaste que insumieron esos partidos se vio reflejado en este último partido en la rotación de nombres. Con varios jugadores lesionados -entre ellos el capitán Ignacio Plans- nuestra escuadra se vio superada en el segundo tiempo en lo físico y lo técnico. Nuestros jugadores no dejaron de buscar el partido, pero su rival pudo sostener el nivel de juego mostrado en el primer tiempo. El segundo acto fue todo de color verde, para nuestros jugadores sólo quedó espacio para el try de Ati Fernandez en una de las últimas. El resultado final fue un 48-31, que puso fin al primer paso de un proceso que empezó este año. El premio a tanto trabajo y esfuerzo de todo el año es la plaza que ocuparemos en 2017 en la zona 3 del Nacional de Clubes “B”, junto a Alumni, Sporting (MdP) y el 7mo del NOA.

pancho

Finalizó un año de muchas conquistas, de volver a creer. Un año donde este equipo pudo contagiar a todo un club, no sólo por la entrega dentro de la cancha, sino por el compromiso mostrado afuera de ella,  hacia sus valores, hacia sus raíces y hacia su futuro. Este equipo regó la primera siembra de una cosecha esperamos poder disfrutar en un futuro no muy lejano, y esa cosecha será posible si no se abandonan los valores y el sacrificio, si se profundiza todo lo realizado este año y si todo un club -desde el entrenador de rugby infantil más nuevo, hasta el más experimentado jugador de primera y el más hábil de los dirigentes- se comprometen con este proyecto.

Formación JCC:

1- Romero Cáceres, 2- Palomeque, 3- Supichiatti, 4- Molina, 5- Allub, 6- Robledo, 7- Deheza, 8- Panessi, 9- Fernández Córdoba, 10- Lazcano, 11- Bertotti, 12- Deheza, 13- Brunetto, 14- Brunetto y 15- Soler.

Ingresaron: Michelotti, Ferreira, Galloppa, Gotti, López, Rubiolo y Salazar.

Artículos Relacionados

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.