AUCKLAND, 25 de octubre -Veinte países, 600 jugadores, un estadio de cuatro millones de habitantes y muchas cámaras a lo largo de toda la cancha del Eden Park. Todo esto hizo de seis semanas de la Copa Mundial de Rugby 2011 una experiencia inolvidable que perdurará para siempre en los corazones y las mentes de los participantes y espectadores. Todo eso fue capturado hasta el más mínimo detalle por un regimiento de fotógrafos de primera categoría. Se cubrió todo, desde el trofeo hasta la formación de los equipos, los aficionados  y sus fantásticos coloridos trajes, o los fuegos artificiales en la ceremonia inaugural. Casi 2.000 fotografías fueron publicadas en el sitio web de la RWC 2011 y todos tienen sus favoritas. No habrá dos personas, por no decir los millones que las vieron, que se pondrán de acuerdo sobre cuáles fueron las mejores. Es una cuestión de gusto personal. Esta pequeña selección son algunas de las mejores y es un mero 1,5 por ciento del total publicado. Son la esencia de la RWC 2011 y también un homenaje a la habilidad y la dedicación de las personas que los tomaron. Disfrute. Símbolo de un país: El capitán de Nueva Zelanda, Richie McCaw, con el emblema de los All Blacks a sus espaldas atiende a la prensa, en la previa del partido inaugural. Día del niño: Una joven hincha con una bandera pintada en su rostro espera por el arribo de Fiji a Auckland. Luego, miles de niños visitaron a quien le hizo el dibujo. Peluca fotográfica: Nathan Sharpe aparenta tener una renovada cabellera, al estar espalda con espalda, con su compañero en los Wallabies, Radike Samo Luces fantásticas: Un espectacular show de fuegos artificiales iluminaron la costa de Auckland, dando inicio a la apertura de la Rby World Cup 2011 Yo lloro por tí, Argentina: Juan Jose Imhoff observa cómo sus compañeros Alejandro Campos yMariano Galarza dejan caer sus lágrimas mientras cantan su himno nacional. Más juntos que nunca: Una excelente mirada desde atrás del scrum de USA muestra a los jugadores unidos antes de chocar contra el pack de Irlanda. Un salto en la oscuridad: El gigante segunda línea de Gales, Luke Charteris captura la pelota en lo alto de un line en Hamilton Detrás del balde: Los hinchas de Samoa están listos para la batalla con sus “armas” en la mano. Haka musical: Los miembros de la banda que entretuvo a los asistentes durante el partido entre Inglaterra y Argentina dejan los instrumentos en el suelo para hacer su versión del haka. Vuelo de cisne: Quade Cooper intenta detener la carrera de Israel Dagg que parece dar un salto de ballet durante la semifinal jugada en Auckland. Mirada borrosa: El veloz Takudzwa Ngwenya de USA enfrenta a dos jugadores irlandeses que intentan capturarlo. Entre sombras: Los jugadores de Inglaterra entrenan temprano en una mañana en el Mt Smart Stadium en Auckland Aaahhhh, qué romántico: El beso de la pareja británica recién casada muestra su amor al mundo. Lamentablemente no consiguieron el regalo que querían: Inglaterra con la Webb Ellis Cup Tres cabezas piensan más que una: Los hinchas franceses se convirtieron en una bandera viviente durante la noche del partido ante Inglaterra. Tackleado por un maul: Will Genia sufre tanto como lo hizo Australia en su derrota contra Irlanda. Crédito: INPHO Con lo justo: Shontayne Hape se estira al máximo para marcar su segundo try en la victoria de Escocia sobre Georgia, en Dunedin Uno para todos: Cuatro jugadores de Argentina parecen encerrar al héreo de los All Black, Piri Weepu, quien fue vital en la victoria de los locales en los cuartos de final. A pasear: El jugador de Italia, Luke McLean inicia su carrera con un jugador colgado de su cintura. Por el medio: Sergio Parisse pasa entre los postes para poner a Italia adelante en el marcador frente a USA El chico volador: Chris Ashton de Inglaterra marca su segundo try contra Rumania. En el cielo: Jugadores de los Wallabies practican su técnica de line bajo un cielo nublado en el Trusts Stadium de Auckland Beso-Weepu: El All Black, Piri Weepu, juega con su hija Keira tras un captain’s run de Nueva Zelanda. A la caza del Springbok: Jean de Villiers, de Sudáfrica parece escapar del tackle volador del Wallabie, Adam Ashley-Cooper El soldado caído: Un muñeco de Dan Carter apareció en la terminal de ferry de Devonport. Todo All black: Una mirada en blanco y negro del haka de los All Blacks durante la semifinal ante Australia Dos caras de la moneda: Jugadores de los All Blacks celebran la victoria en la final, mientras el francés Imanol Harinordoquy cae derrotado por la pena. El cielo con las manos: El capitán de los All Blacks, Richie McCaw levanta el trofeo que un país espero durante 24 años: la Webb Ellis Cup. Fuente: Sitio Oficial de la RWC 2011]]>

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.