Este fin de semana las competencias regionales hacen una pausa para darle lugar a la ventana de semifinales del Nacional de Clubes. En el Nacional de Clubes “B” nuestra primera recibe al prolijo Jockey Club Rosario, en lo que se está volviendo un clásico de los últimos años.

Primos rosarinos, el rival de semis

El Jockey Club Rosario es uno de los grandes protagonistas del rugby del litoral. Si bien hace mucho que no festeja un título en el torneo local (el último fue en 2001), es un activo protagonista de las definiciones, donde en los últimos años se ha visto superado en esas instancias por su clásico rival, Duendes, que ha hegemonizado el rugby del zona.

A nivel nacional también hace mucho que no da la vuelta, pero en sus vitrinas se encuentran los trofeos del Nacional de Clubes ’97 y los Torneos del Interior del 2000 y 2002.

El club de camiseta verde y blanca accedió a este Nacional de Clubes “B” tras finalizar en la cuarta posición del Torneo del Litoral 2016, donde perdió las semifinales con Duendes y el partido por el tercer puesto con CRAI.

En este NdC “B” 2017, el club de las cuatro hectáreas de Fisherton se ubicó en la zona 4, junto con La Plata, Mar del Plata Rugby y Liceo de Mendoza. En este grupo finalizó segundo, con 20 puntos, y su producción de primera fase lo ubicó quinto en la tabla general de clasificados a cuartos de final.

Los cuartos de final lo enviaron a jugar a la cancha de CASI, de donde volvió a Rosario con el triunfo 20-13 y el boleto a semifinales.

 

Un repaso a una rivalidad familiar

 Nuestro club y los “primos” de Rosario poseemos un extenso historial de cruces, que los últimos tiempos se ha intensificado. Desde el 2013 a la fecha hemos jugado con nuestros primos verdiblancos casi una vez al año, profundizando las relaciones con la creación conjunta del “Encuentro inter Jockey”, que se juega una vez al año y que sirve de preparación para la temporada que comienza cada año.

El historial fue favorable para nosotros en los ’90 y comienzos del 2000 y en los últimos años favorece a los rosarinos, que por competencias oficiales nos han derrotado en los últimos tres choques. El primero de ellos fue por el Torneo del Interior 2013, cuando en la segunda fecha de fase grupos ganaron en Fisherton por 45-18. El destino nos quiso juntos de vuelta en un grupo en el 2015, esta vez por el Nacional de Clubes, y en aquella oportunidad fueron victorias rosarinas 27-16 por la fecha 1 en Córdoba y 43-19 en Rosario por la fecha 4.

El enfrentamiento más cercano fue en el primer “Inter Jockey”, realizado en nuestro club el año pasado, donde en un partido friccionado, jugado en formato de tiempo americano, los rosarinos obtuvieron una victoria 10-0.

Oportunidad histórica

Si bien el historial más próximo favorece a los rosarinos, cada partido es distinto y cada oportunidad única. En este contexto, una semifinal es un partido de 80 minutos que lo gana el que mejor hace las cosas, con las oportunidades que tiene, dentro de ese lapso de juego.

 Lo que nos han enseñado a lo largo de los años las competencias nacionales es que cualquier cosa puede suceder. Sin ir más lejos, nuestro club accedió a esta instancia de semifinial al vencer de visitante al mejor clasificado de la primera fase, Pucará, en el que todos los pronósticos daban como vencedor al conjunto rojo de Burzaco.

Es por estas sencillas razones que todos nos preparamos con muchas ilusiones para recibir las semifinales este sábado, y confiamos en que nuestra primera tiene los argumentos para ganar este tremendo duelo y meterese en la gran final del torneo.

 

Artículos Relacionados

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.