Por la segunda fecha de la segunda fase del Torneo Oficial del rugby cordobés, nuestra primera división batalló hasta lo último pero no pudo quedarse con el triunfo. Con un try penal en contra en la última jugada, cayó por 34-33 frente a Jockey de Villa María.

En una fría tarde, nuestra primera división quería regalarle una victoria a su gente, en la última presentación como local en el torneo. Si bien el arranque del partido no fue el que le hubiera gustado a la familia roja y blanca -parcial 10-0 en contra-, el conjunto dirigido por Javier Fiori, Sebastian Barreiro, Nicolás Sosa, Christian Carrara y Jorge Chali supo ser paciente, tuvo el temple para adaptarse a las circunstancias y con un pasaje de 15 minutos impecables en el manejo y control de la pelota, consiguió anotar 3 trys de gran factura apoyados por Ramiro Robledo, Horacio Urtubey y Federico Salazar.topo

Por lo que proponían uno y otro equipo, parecía que el partido iba a teñirse completamente de rojo y blanco. Los cordobeses dominaron casi todo el primer tiempo la batalla de los fowards, y esto permitía a los backs entrar lanzados para generar espacios y jugar dentro de la defensa. Se iba el primer acto y los villamerienses estaban contra las cuerdas, defendiendo a metros de su ingoal. Con el 19-13 a favor del local, se acercaba el golpe para irse con una buena diferencia al entre tiempo, pero en esos metros finales, un despierto conjunto verde interceptó la pelota y la llevó toda la cancha hacia la otra punta, para irse así al descanso, sorpresivamente, arriba 20-19.

En el segundo tiempo los rojiblancos salieron a buscar el partido, decididos a alcanzar su objetivo de ganar en casa. Así, de la mano de la velocidad y destrezas de “Juanchi” Mallia, a los 9 minutos conseguían retomar el liderazgo en el resultado y a los 13′ Robledo apoyaría su segunda conquista para alejarse aún más. Con el viento a favor, todo indicaba que el partido se cerraría de forma cómoda.juanchi

Pero no está muerto quien pelea, y la visita no se entregó en ningún momento, retomó protagonismo en las acciones y aprovecho la indisciplina roja y blanca para generar algunas amarrillas y arrinconar a su rival. El scrum fue su caballito de batalla, y desde esta formación consiguió forzar dos try penal en los minutos finales que le permitieron en la última jugada quedarse con el encuentro.

La desazón de nuestro equipo más importante, después de haberlo dejado todo en la cancha y no poder regalarle a su gente una alegría, era visible en el rostro de todos. Sin embargo, no está terminado, aún quedan 15 puntos en juego y la ilusión intacta de este grupo de jugadores de meterse en la instancia decisiva y pelear los lugares más altos del rugby cordobés.

Formación JCC: 

1- Errecaborde, 2- Palomeque, 3- Devoto, 4- Molina, 5- Allub, 6- Robledo, 7- Deheza, 8- Panessi, 9- Plans (C), 10- Lazcano, 11- Salazar, 12- Brunetto, 13- Deheza, 14- Urtubey y 15- Mallia.

Ingresaron: Ramirez, Romero Caceres, Michelotti, López Faure, López y Luna.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.