La semana pasada en nuestro #JuevesRetro trajimos por un rato al presente al equipo de primera división que se consagró bi-campeón del Torneo del Interior en 1999. Por tal motivo fuimos a buscar para esta nota a algunos de sus protagonistas para recuperar aquella hazaña.

El primer voluntario es Guillermo “el negro” Ferrando, manager de aquel mítico equipo. Casi como un coleccionista o un historiador, el negro conserva todo tipo de detalles de aquella campaña.

“lo primero que quiero resaltar, es que aquél bicampeonato del ’98 y ’99 fue producto de muchos años de trabajo” arranca Ferrando. El relato que recupera se remonta a más de veinte años antes de ese episodio que hoy está inmortalizado en nuestras vitrinas.

El plan de posicionar al club en los primeros planos del rugby local y nacional comienza en la década del ’70, gracias al ímpetu, compromiso y dedicación de una nueva camada de jóvenes dirigentes que asumen el timón del rugby hípico, donde se rescatan los nombres de Ferrando, “fora” Carrara, los hermanos Blanco, Carlos Sosa Gallardo y Javier Mosquera entre otros.

Quien los guiaba desde la experiencia era el “gringo” Cerquetti, y los objetivo que se habían propuesto fueron:

  • Posicionar al club en lo más alto del nivel provincial y nacional.
  • Un nuevo predio de acuerdo a las nuevas necesidades (siete canchas, club house, etc)
  • Mayor cantidad de jugadores infantiles y jugadores fichados en la UCR
  • Participación en la más alta dirigencia del club y de la unión

En el año 1975 comienza a ponerse en marcha este ambicioso proyecto con las energías puestas en el desarrollo de las infantiles, que para la década del ’80 llegaba al envidiable número de 350 chicos.

Estos infantiles, nacidos en la década del ’70, son acompañados también en su paso por las juveniles, y para su preparación y desarrollo en el equipo de primera, se organizan las giras del año ’87 y ’91.

Los frutos de este trabajo comienzan a verse con los dos primeros “pumitas” del club, José Luna (1990) y Martín Viola (1991), y a nivel grupal se corona todo ese esfuerzo con el campeonato local de 1993.

Durante toda la década del ’90 esta primera división del Jockey Club Córdoba fue gran protagonista del torneo local, ubicándose  todos esos años dentro del podio, al final de cada campeonato. Y es en este contexto que, en el año 1998, se organiza el primero Torneo del Interior, que consagra a este equipo como campeón de aquel certamen.

 

La campaña del año ’99

Tras la consagración en la primera edición, este grupo de jugadores se propuso repetir la hazaña. Con Victor Luna e Ignacio Seia como entrenadores y Martín Viola como capitán  fueron en busca de ese objetivo desde el primer partido, donde derrotaron como locales a Logaritmo de Rosario por 28-26.

“Era un equipo muy sólido en todas sus líneas, con mucho orden y disciplina táctica, que se potenciaba mientras más jugaban” recuerda Ferrando. Así lo demostraron en Mendoza, en la segunda fecha, frente a un Liceo que nada pudo hacer para caer 49-18. Pueyrredon de Mar del Plata era el otro equipo de la zona, pero cedió sus puntos al no querer viajar hasta Córdoba a jugar el partido correspondiente a la tercera fecha.

En los octavos de final el rival fue Universitario de Tucumán, quien puso a prueba la determinación del equipo, pero como recuerda su capitán Viola, la dinámica de juego era lo que hacía diferente a este equipo de todos los demás en aquel momento, y eso les permitió construir el triunfo 33-29 frente a los tucumanos y también frente a los Tordos de Mendoza 21-16 en los cuartos de final.

El partido más importante, según Viola, fue la semifinal en Tucumán frente a Huirapuca. “Fue muy emotivo, pasó de todo. Fue de noche, en una cancha de fútbol, se cortó la luz a mitad del partido, ganamos 34-31 con un try medio agónico al final del partido… un partidazo con muchos condimentos”, recuerda el tercera línea.

Tanto Ferrando como Viola coinciden que la final frente a Duendes en cancha Jockey de Rosario fue el pico de rendimiento de este equipo. Fue un partido donde se vio a sus jugadores y al equipo funcionando en su mejor expresión, a tal punto que “borraron” a Duendes de la cancha, derrotándolo por 26-13.

Algunos números del campeón

La campaña del TDI ’99 mostró a un Jockey sin fisuras, que jugó seis partidos y ganó los seis. El goleador de equipo fue Santiago “Yacu” Romero y los tryman fueron Juan Blasco, Martín Viola e Ignacio García con tres tríes cada uno.

Los protagonistas

Primeras líneas: Carlos Cajal, Juan Trejo, Galo Alvarez Quiñonez, Ignacio Ferreira, Damian Gonzalez, Quiroga
Segundas líneas: Esteban Echeverría, Carlos Goldaracena, Matías Palacio
Terceras líneas: Maximiliano Sosa, Martín Viola, Juan Maldonado, Gonzalo Buasso, Fernando Tula
Medios scrum: Nicolás Sosa, Sebastián Luna
Aperturas: José Luna, Agustin Plans
Centros: Lucas Borgonovo, Ignacio García, Rodrigo Blasco, Gonzalo Blasco, Adrian Alvarado
Wings: Juan Blasco, Domingo Usin, Rodrigo Aguirregomezcorta
Fullback: Santiago Romero

 

Artículos Relacionados

Una Respuesta

  1. Víctor Luna

    En el partido de cuartos de final frente a Universitario de Tucuman, tuve la suerte de conocer y trabar relación n con un joven y apasionado entrenador del equipo tucumano, se llamaba Daniel Horucade …… Hoy llegó a lo mas alto de que supongo puede aspirar un entrenador, pequeñas historias de aquella época. Abrazo a todos los protagonistas de aquellos equipos que como dijo Ferrando coronaron el esfuerzo de mucha gente.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Jockey Club Córdoba

GRATIS
VER