Lic. Marianela Boro (M.P. 3653), nutricionista del Jockey Club Córdoba y de Club Atletico Belgrano.

En conversación con la Licenciada Marianela Boro (M.P. 3653), nutricionista del Jockey Club Córdoba y de Club Atletico Belgrano, nos pusimos en contacto con las bases de la alimentación y de la nutrición. Que aspectos son fundamentales a la hora de elegir que vamos a comer y como influye en nuestro organizamos el llevar a cabo una alimentación saludable.

  • Para comenzar, ¿Qué diferencia hay entre alimentación y nutrición?
Alimentación y nutrición son dos conceptos diferentes pero relacionados:
La alimentación es el acto de consumir diferentes tipos de alimentos para obtener los nutrientes que el cuerpo necesita para sobrevivir y realizar todas las actividades cotidianas. Es una acción voluntaria y educable, que involucra: elección de alimentos, preparación de comidas, momento de sentarse a comer, masticación y deglución. Una vez ingeridos los alimentos se acaba la alimentación y empieza la nutrición.
La nutrición es un proceso mediante el cuál nuestras células asimilan las sustancias que provienen de los alimentos, que se denominan nutrientes. Los nutrientes (hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas, minerales y agua) son necesarios para el correcto funcionamiento del organismo, el crecimiento y el mantenimiento de las funciones vitales. Al contrario que en la alimentación es un acto inconsciente y no educable, que involucra: digestión, absorción, metabolismo y transporte de nutrientes hacia los tejidos corporales.
  • Teniendo en cuenta que alimentarse es una necesidad básica, ¿Consideras que la nutrición es una necesidad o una elección?
La nutrición es vital para la supervivencia de todos los seres vivos es decir, es una necesidad básica que se satisface mediante la alimentación.
Y también es una elección, porque cada persona puede elegir cómo alimentarse, para tener una mejor o peor nutrición. Mediante la educación alimentaria nutricional brindada por profesionales capacitados en el área, las personas pueden aprender a alimentarse correctamente para asegurarse la incorporación de cada uno de los nutrientes necesarios para el momento de la vida que este transitando el individuo (niñez, lactancia, embarazo, adolescencia, adultez, vejez o práctica deportiva).
  • ¿Influye la cuestión socio-económica a la hora de optar por opciones más saludables y nutritivas?
Si, lamentablemente influye, ya que contrariamente a lo que debería ser, los alimentos más naturales y sanos son los más caros del mercado: frutas, verduras, carnes (vaca, pollo, pescado, cerdo), huevos, lácteos descremados, cereales integrales. Entonces no queda otra opción que elegir productos industrializados con alto contenido en grasas, azúcares y sodio que alimentan pero no aportan nutrientes de calidad, como por ejemplo:  cereales refinados, pastas, gaseosas, embutidos (como las salchichas), carnes con alto contenido en grasas, etc.
  • ¿Qué aspectos nutricionales son necesarios tener en cuenta a la hora de elegir en cada comida?
Siempre que planifiquemos una comida principal (desayuno, almuerzo, merienda o cena) debemos intentar que tengan 3 nutrientes indispensables:
  1. Hidratos de carbono: en cereales integrales, arroz, pastas simples, legumbres, harinas y panes preferentemente integrales, fideos, papa, batata o choclo. Su función es ser nuestra principal fuente de energía para cerebro y músculos.
  2. Proteínas: leche, yogur, quesos, huevo, carnes (vaca, pollo, pescado o cerdo). Función estructural: construir y reparar tejidos.
  3. Vitaminas y minerales: en frutas y verduras de todo tipo y color. Función reguladora: indispensables para el buen funcionamiento del cuerpo.

  • ¿Estas de acuerdo con la frase “Somos lo que comemos”?
Si, como dije en la primera pregunta, comer es un acto totalmente voluntario, por lo tanto, la elección de lo que comemos y cómo lo comemos indica si somos conscientes de nuestras propias acciones, pensamientos y sentimientos. Refleja nuestro estilo de vida y nuestra salud.
Muchas veces lo que comemos, está condicionado por las personas con las que lo compartimos, por el entorno que lo rodea, por la atención que prestamos a las sensaciones en cada bocado, por las razones que nos empujan a tomarlo. La sociedad también influye en lo que nosotros comemos: las políticas alimentarias, las campañas de educación nutricional, la oferta gastronómica, la disponibilidad de alimentos, la industria alimentaria, el lugar donde estemos, la publicidad, las modas, entre muchos más condicionantes.

Además, podemos decir que la comida es un signo histórico y cultural: a través de lo que tenemos en un plato podemos conocer un país, hábitos alimentarios que significan un comportamiento cultural propio y característico.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Jockey Club Córdoba

GRATIS
VER