En el deporte nada puede ser sentenciado de antemano. Constantemente vemos pronósticos tirados a la basura y actuaciones o logros que no estaban en los planes de nadie.

En nuestra primera división hubieron jugadores que, cuando arrancó el año allá por Febrero, no estaban en el radar de nadie, o se esperaba que su adaptación a la primera división llevará un tiempo prudencial.

Pero estos jugadores fueron más allá, y rindieron muy por encima de las expectativas, volviéndose  fichas importantes a lo largo de todos los partidos disputados en el año. Son caras nuevas, que ahora transmiten confianza y ayudan a construir un equipo que va acrecentando el número de jugadores capaces de lograr cosas importantes.

Estas son las revelaciones del año…

Cristobal Blanco

Usualmente las revelaciones suelen ser jovenes que recién aparecen en un plantel superior. Quizás por su condición de “recién salidos” de las juveniles hace que la sorpresa sea mayor si se destacan. Pero también es bueno reconocer cuando jugadores más experimentados, como este primera línea camada ’83, asumen un compromiso y desafío como el de ser parte de un plantel superior y responden.

Tras varios años aportando en la Pre-Intermedia, Cristobal fue uno de los que en Diciembre del año pasado asumió el desafío de entrenarse a la par de jugadores 10 años más chicos y que se formaron en la cultura del alto rendimiento. Era de esperar que el hooker hiciera un aporte importante al pack de Intermedia, pero empezó a correr el año, aparecieron lesiones y rotaciones en los packs, y Blanco aprovechó su oportunidad para estar presente en la planilla del partido, sobre todo en el tramo final del torneo.

Su principal aporte fue sólidez en el scrum, lo que trajo seguridad durante 80 minutos de cada partido a una formación vital en el rugby de Córdoba.

Marcos Perea

“Marabunta” lleva cinco años en el club, pero fue este el año que su nombre resonó fuerte. Un back devenido en forward, que encontró en la tercera línea su lugar para aportar tackle, potencia física y un excelente trabajo en los puntos de contacto.

Positivo y humilde, se ganó la titularidad en la mayoría de los partidos a base de una gran entrega traducida en tackles y pelotas pescadas,  convicción para ir para adelante y seguridad e inteligencia para la posición.

Martín Bogado

Con sólo 20 años, Martín tiene muchísimo potencial por desarrollar todavía. Presencia física en la punta, juego aéreo como pocos en Córdoba y mucha determinación para romper tackles e ir para adelante. En su primer año en el plantel terminó como el tryman del equipo, con casi 15 conquistas entre Torneo del Interior y Super 8. Finalizó el año participando en concentraciones de Pumas Sevens, lo que seguramente lo volverá un jugador más completo y peligroso para el próximo año.

Federico Sartori

Otro que aportó tries cada vez que le tocó participar fue “Chiche”, que alternó entre primera e intermedia y a los dos equipos les dio poder de fuego. “Convicción” puede que sea la palabra que mejor lo defina a este veloz jugador, que no le esquiva el bulto a ningún desafío y que tiene un olfato de try como pocos. Con sólo 21 años, es otro jugador que promete darle muchas alegrías a la hinchada roja y blanca.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Jockey Club Córdoba

GRATIS
VIEW