¿Hay vida en el rugby después de los tackles y los raspones? Para algunos no, eligen culminar su vínculo ahí, y como mucho ser espectadores de algún partido de la primera o de los pumas en la televisión.

Para muchos si que la hay. Por suerte la gran mayoría entiende este deporte como una forma de vida, y en esa filosofía, el ciclo continua como entrenadores o managers. Su vinculo con el deporte y con el club se renueva desde otro costado, igual de importante: ayudando a que las nuevas generaciones se formen y disfruten del juego.

Y aunque quizás no debiera ser así, es raro encontrar a quienes eligen continuar desde uno de los roles más subestimados: el referee.

Es un elemento fundamental de este juego, y por suerte en el espíritu del mismo se conserva el respeto a su figura y a sus decisiones como algo incuestionable. No obstante, no son muchos los que se animan a transitar este recorrido.

Por suerte, nosotros como club, contamos con un gran ejemplo para empezar a cambiar esa historia.

Juan Pablo Chumbita es quizás el jugador más reconocido y destacado que dio la camada ’85. Tranquilo, comprometido, responsable y respetuoso. Durante su carrera como jugador fue una fija en la punta de la primera división, y en algunos seleccionados provinciales también.

Hace un par de años que eligió darle un giro a su vida en el rugby y comenzó a capacitarse como referee de la Unión Cordobesa de Rugby. Arbitró juveniles y algunos partidos de pre-intermedia, y el sábado pasado, en el partido Córdoba Rugby Club vs Jockey Club Villa María arbitró por primera vez un partido de primera división.

Sentimos mucho orgullo de nuestro querido “Chumba”, que no dudamos que siempre dará lo mejor de sí, desde su nobleza e integridad como persona, para hacer del rugby de Córdoba un deporte cada día más vistoso.

¡Éxitos en todo lo que viene!

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Jockey Club Córdoba

GRATIS
VER