Las grasas que obtenemos de los alimentos son una fuente de energía importante y ayudan a nuestro cuerpo a absorber las vitaminas y a mantenerlo sano, sin embargo, es importante consumirlas con moderación y saber distinguir entre las grasas saludables (insaturadas) y las no saludables (saturadas). Las grasas saludables llamadas insaturadas, las mismas se dividen en: Omega 3, Omega 6 y Omega 9.

Los alimentos que son fuente de grasas saludables son: nueces, semillas de girasol, semillas de chía, aceite de oliva y aceite de canola, maní, palta, almendras, salmón, atún, aceituna, soja, avellanas. 

Las grasas saludables son clave para el correcto funcionamiento del organismo:

  • Son buenas para la salud cerebral.
  • Mantienen una piel saludable y radiante.
  • Transportan vitaminas A, D, E y K en el sistema sanguíneo para ser absorbidas en el cuerpo.
  • Forman hormonas para procesos importantes del organismo.
  • Son excelentes fuentes de energía y dan saciedad.
  • Hacen nuestras comidas más apetecibles, dado que las grasas brindan palatabilidad a nuestros platos.
  • Ayudan a reducir los niveles de colesterol y reducir el riesgo de enfermedades del corazón (cuando se come con moderación)

Por otro lado, las grasas saturadas se encuentran principalmente en los alimentos provenientes de los animales (como la carne y los productos lácteos), pero también se encuentran en las comidas fritas y en algunas comidas envasadas. Los alimentos que contiene estas grasas, aumentan los niveles de LDL en el cuerpo (colesterol “malo”) y aumentan el riesgo de padecer enfermedades del corazón, si se consumen en exceso.

Fuente: Lic. en Nutrición Marianella Flores Grey | M.P. 4379

Contacto para consultorio presencial

Instagram: @myc.nutricion

Teléfono: 3516839003

Mail: lic.marianellafloresgrey@gmail.com

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Jockey Club Córdoba

GRATIS
VER