Muchos estudios nos han mostrado que los lácteos NO son la única fuente de calcio. Si bien este grupo de alimentos nos brinda este mineral, muchos alimentos de origen vegetal como legumbres, frutos secos, semillas y vegetales, nos ofrecen el aporte necesario para nuestro organismo.

Las principales fuentes vegetales de calcio son:

  • Almendras, avellanas
  • Semillas de amapola, semillas de sésamo blanco y su pasta (tahini)
  • Porotos blancos, garbanzos, porotos de soja y tofu
  • Kale, repollo, brócoli, coliflor
  • Higos deshidratados.

Es necesaria la activación de legumbres, frutos secos y semillas; ya que gracias a la misma eliminamos “antinutrientes” que dificultan la absorción del mineral y así logramos que el grano pueda digerirse por completo, aprovechando al máximo sus nutrientes. También, es importante variar entre las distintas fuentes alimentarias de calcio, para así obtener un mejor aporte del mismo.

Como recomendación, para lograr una mayor absorción, es necesario: exponerse al sol 10-15 minutos al día para obtener vitamina D, no excederse en el consumo de sal y hacer ejercicio con regularidad, lo que nos permite mantener una buena salud ósea.

Fuente: Lic. en Nutrición Marianella Flores Grey | M.P. 4379

Contacto para consultorio presencial

Instagram: @myc.nutricion

Teléfono: 3516839003

Mail: lic.marianellafloresgrey@gmail.com

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Jockey Club Córdoba

GRATIS
VER