Juan Cruz Ojeda es jugador de la camada ’98, hincha de Talleres, le gusta comer sano, los licuados y tambíen le gusta el asado. Su posición en el rugby es ala o segunda línea y sigue atento cada partido de Jaguares o de Los Pumas, sus ídolos.

Hasta acá no hay nada llamativo para un jugador de su edad, pero la realidad es que Juan Cruz es un jugador distinto. El rugby, como todos sabemos, es un deporte que se podría resumir en superar adversidades de todo tipo. Al esfuerzo de entrenarse física y técnicamente para mejorar, comer bien, tacklear rivales, Juan Cruz nos enseña todos los días como es ser jugador y no poder comunicarse a través de la palabra, porque Juan es sordo.

“Es un chico de personalidad muy fuerte, muy carismático cuando quiere” nos comenta su papá Juan Carlos, quien lo acompaña en esta aventura de jugar a este deporte.

Juan Cruz conoció el rugby gracias a un amigo que lo llevó al cható a entrenar con el equipo de sordos, y en seguida se enamoró. Como el RSA (Rugby Sordos Argetina) exige para ser miembro, ser también jugador federado de la UAR, Juan no dudó en acercarse a nuestro club y ficharse como jugador hípico.

Desde hace poco más de un año divide su tiempo de la semana en entrenar con Jockey y con RSA. La adaptación no es fácil, claro está, pero para el eso no es un problema. “Trato de enseñarles el lenguaje de señas a mis compañeros, pero ellos se olvidan. Igual no importa porque yo leo los labios” nos cuenta.

Hace poco Juan Cruz recibió una gran noticia. Su fuerza de voluntad, su pasión y su esfuerzo fueron recompensados por la vida, y fue convocado para jugar con la selección argentina de sordos, que realizará una gira por el Reino Unido y Gales en Agosto de este año.

Para poder viajar Juan Cruz asumió otro desafío, sorteando los límites comunicativos y se encuentra vendiendo bonos contribución de $100 para costear una parte del viaje, mientras tramita una beca del gobierno provincial y la RSA espera un apoyo económico de la UAR.

“Nunca me imagine que esto podía ser posible” dice entusiasmado Juan Cruz. Y como próximos objetivos expresa: “Quiero poder seguir entrenando y jugar partidos, para contribuir a que se conozca la actividad del rugby de sordos”

El año que viene hay mundial de sordos en Australia y una gira por Nueva Zelanda, y Juan se ilusiona con poder ser parte de ese privilegiado grupo. Para eso se enfoca en el hoy, en disfrutar lo que le toca hoy, en entrenarse, en trabajar duro por sus sueño, saltando como buen hípico cualquier barrera que aparezca en el camino.

¡Felicitaciones Juan Cruz! Te acompañamos y apoyamos, y te deseamos el mejor de los éxitos en esta experiencia.

Artículos Relacionados

4 Respuestas

    • Romina

      Felicitaciones Juan!!! por tu esfuerzo y a tus padres también por el apoyo y acompañamiento.

      Responder
  1. SANTIAGO MAZZOLA

    Me enorgullece ser tu tio-abuelo. Eres el vivo ejemplo del SI SE PUEDE. Espero charlar contigo en un tercer tiempo. Cuenta conmigo

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.