Con autoridad, con un gran segundo tiempo de su Pack de fowards y un Mauri Jara muy efectivo a los palos el equipo “A” de Jockey Club Cordoba derrotó a su similar, el conjunto “B”, por 30-12 y se aseguró un lugar en la final el próximo fin de semana, donde enfrentará a La Tablada “A”, que hizo lo propio frente a Tala “A”. Este último sábado a las 19,30, en la cancha número 1 de Jockey Club Cordoba se disputó la semifinal del torneo de Pre-Intermedia de la Unión Cordobesa de Rugby que ponía frente a frente, en un hecho curioso, a los dos equipos presentados por la institución hípica para afrontar el torneo: Jockey “B” (2do clasificado) contra Jockey “A”(3ro). Mucha expectativa tomó en la semana este duelo ya que fue un acontecimiento que no se ve muy seguido en este tipo de competencias. Ambos equipos arribaron a semifinales con muy buenos fundamentos y jugando un gran rugby. El equipo “B” llegó apostando a un juego abierto y dinámico impulsado por su línea de backs. Por el lado del “A”, su pack de fowards y el juego agrupado fue el principal argumento con el que consiguió la clasificación a esta instancia. Se conocían bien, muchos eran amigos de la misma división o viejos compañeros en otros equipos del club. Los une su pasión por el rugby, su amor al club y sus ganas de posicionarlo en lo más alto. No fue difícil por lo tanto disfrutar de una excelente noche de rugby donde cada uno apostó a lo mejor que tenía y jugó el partido como se debe honrar al deporte y al rival: dejando todo en cada jugada. El primer tiempo arrancó favorable para el Jockey “A” (que portó la tradicional camiseta roja y blanca), poniéndose en ventaja con dos penales del fullback Mauri Jara (figura, con 20 puntos). Jockey “B” (con uniforme alternativo rosa y celeste) no tardó en responder y su 10, Ale Vidal, descontó con 3 envíos a los postes dejando las cosas 6-9 a los 25 mins. El partido se jugaba al limite y sin regalar nada por lo que era muy difícil quebrar las defensas. En este contexto la vía de descuento eran los pies de los pateadores, pero fue el equipo dirigido por el “Mono” Gallardo y Federico Cefe Solá quien pudo aprovechar mejor las pocas oportunidades y luego de percutir con el juego corto de sus fowards el 1ra línea Javier Martin apoyó el único try de esta mitad, que cerró un parcial de 13-9 para los de rojo y blanco. En el segundo tiempo Jockey “A” empezó lentamente a inclinar las acciones para su lado gracias a su pack de fowards. Siendo simple y efectivo, empezó a estirar diferencias y en 24 minutos del segundo tiempo ganaba 19-12. A esta altura llegó el mejor pasaje del partido. Jockey “B” con mucha hidalguía y orgullo salió a pelear cada pelota, arriesgando un poco más y buscando desplegar el juego abierto que lo caracterizó todo el año. En este pasaje se destacó Alvaro Rojas Roganti, quien siempre buscó dejar a su equipo en posibilidad de descontar. El encuentro empezó a jugarse con mucho vértigo y en este escenario Jockey “A” mostró mucha solvencia en defensa y oportunismo en ataque para evitar puntos en contra y seguir estirando el resultado con un try de Gustavo Tosso y un penal de Jara hasta llegar al 30-12 definitivo. El silbatazo final dió lugar a un conmovedor abrazo grupal entre ambos equipos y a una extraña sensación agridulce de amigos festejando un merecido triunfo y amigos sin consuelo por no haber podido seguir avanzando, pero con la tranquilidad de haberlo dado todo desde el primer partido hasta la ultima jugada del año. No deja de ser meritorio y digno de orgullo la campaña realizada por ambas escuadras. Dejaron en lo más alto al club siendo contendientes y protagonistas durante todo el año, doblegando a todos los equipos del torneo y ganándose en la cancha un lugar entre los mejores de la categoría. Ahora viene el capítulo final de esta película, que ubica a todos los protagonistas del mismo lado. Algunos lo harán jugando, otros alentando, todos con el mismo deseo de ver al Jockey gritar Campeón.

]]>

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.