El día de ayer el equipo profesional argentino que disputa el Super Rugby, Los Jaguares, puso primera y comenzó la preparación para un duro e intenso 2019. Esto quiere decir que fue la luz verde para que dos de nuestros jugadores más importantes den comienzo a un año lleno de ilusiones.

¿Por qué decimos esto? Porque el 2019 es año mundialista, y el Super Rugby es un terreno ideal para ganarse uno de los 30 lugares que seleccionará Mario Ledesma para ir a representar al país en la cita de Octubre en Japón.

Las realidades de ambos son diferentes, pero el sueño es el mismo. Juan Cruz Mallia llega con el envíon del 2018, que lo tuvo todo el año abriéndose camino, muy de a poco, con  mucho sacrificio y trabajo, para llegar a ser parte estable del grupo de Jaguares y Pumas. Su 2019 lo espera con el desafío de competir por la camiseta número 10 que dejó Nicolas Sanchez, pero con la “tranquilidad” de que es un jugador polivalente, capaz de afianzarse en otros puestos.

Por el lado de Franco Molina, el desafío pasará por transitar un camino similar al que recorrió Juanchi el año pasado. Ya arrancó con el pie derecho al ser parte del plantel que se prepara para el torneo de clubes más importante del hemisferio sur. Para convencer tendrá además la oportunidad de mostrar sus cartas en el calendario de Argentina XV, que tiene su primer desafío muy pronto, en Febrero, con la Americas Rugby Championship.

El año es largo, hay mucho por hacer para ambos y muchas oportunidades para que puedan mostrar su potencial. El camino es intenso, la meta impagable, y los dos ya saben que los sueños, con compromiso, esfuerzo, sacrifico y mentalidad positiva y ganadora, son alcanzables. ¡Que sea un gran 2019!

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Jockey Club Córdoba

GRATIS
VIEW