Si usted se acerca al club los miércoles por la tarde, va a ver nuestro gimnasio de rugby con jugadores de todas las divisiones entrenando su preparación física. Nada extraño, es uno de los pilares fundamentales de cualquier jugador de rugby moderno, en cualquier categoría.

Otro de los pilares fundamentales, pero quizás el más descuidado, es el que se conoce como “trabajo invisible”. Invisible, porque no depende de nadie más que de uno mismo, y se trata ni más ni menos de la voluntad de entrenar las destrezas individuales, que muchas veces son las que definen los partidos. Un pase, una recepción aérea, una echada de line o una patada a los palos o al touch son muchas veces el detalle que decide la suerte de un equipo en el partido.

Perfeccionar estas destrezas a través del hábito de entrenamiento y la repetición, es lo que diferencia a los buenos jugadores de los grandes jugadores.

Ahora, volviendo a los miércoles. Además de mucha gente entrenando en el gimnasio, ese día es común encontrarse con un grupo de jugadores de todas las edades entrenando patada. Y poco a poco empieza a volverse hábito entre este grupo. ¿Cómo surge esta iniciativa? La cuenta Lucas Gadow, uno de sus protagonistas.

 “La idea surgió con Santi Schiavini, de nuestras ganas de hacer un aporte al club, no sólo como jugadores de plantel superior, sino desde otras dimensiones, como por ejemplo, nuestra formación profesional. Lo que pretendemos es juntar 1 o 2 pateadores por categoría, y hacer el hábito de entrenar patadas.”

Así arranca la charla con el apertura/centro de nuestra Intermedia, y entrenador asistente de la división M-16. Pero como bien dice Lucas, su iniciativa no se limita sólo en “juntarse a patear”, y agrega:

 “Vamos buscando videos tutoriales de pateadores consagrados del rugby mundial, y ejercicios para trabajar. Y filmamos a cada uno para estudiar la mecánica de su movimiento, desde la fisiología. Esto último más a pedido de Santi, que desde su profesión de kinesiólogo realiza un análisis, del que luego puede sugerirles a los chicos correcciones mecánicas y ejercicios en el gimnasio (coordinado con Facu Kreiker) para prevenir lesiones y mejorar la efectividad de la destreza.”

  Cierra su charla con una invitación a todos los jugadores de cualquier división interesados en mejorar esta destreza, y también a cualquier entrenador interesado en aportar sus conocimientos para los chicos.

Sin dudas una gran iniciativa que esperamos se consolide, crezca, y contagie a todos.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Jockey Club Córdoba

GRATIS
VER