Por las semifinales del campeonato, nuestra Intermedia recibió a La Tablada, en un partido para el infarto, que se definió en tiempo suplementario.

El reloj de Augusto Agüero, referee del partido, indicaba las 16 cuando dio inició a esta “batalla” en el country, que seguramente será recordada por muchos de los presentes. Jockey fue el encargado de dar el puntapié inicial al partido y cedió la iniciativa al conjunto azulgrana, que en los primeros 15 minutos, fue quién parecía llevar el control. Prolijos en defensa y eficientes en ataque, los visitantes se adelantaron en el marcador con 2 penales de su apertura.

Poco a poco, los rojiblancos fueron bajando ansiedades y acomodándose, empezaron a ser más incisivos en ataque y así descontaron con un penal de Santiago “maguito” Schiavini. Tablada respondió con otro penal y Jockey con más juego, que lo llevó a tener un line a 5 metros del ingoal visitante, que transformaron en try penal convertido, para pasar el frente 10-9.

Quedaban sólo algunos minutos para que termine el primer tiempo, había que ser prolijos. Una patada que quedó adentro brindó a los de Urca un escenario donde se sienten cómodos: el contraataque. Aprovechando a sus jugadores más rápidos, encontraron en una punta, la llave para quebrar la buena defensa hípica, y así cerrar el primer parcial a su favor 14-10.

pipolo

El inició del segundo tiempo mostró al equipo local muy decidido, con mucho control de pelota, fue arrinconando a su rival en sus 22 yardas. Después de intentar meterse con el moul, Alejo Mías abrió juego a los backs, que encontraron en el wing Bruno Bertola, al encargado de sumar de a 5. Schiavini cerró la jugada de 7 puntos. Con el cuarto cambio de liderazgo en el tanteador el partido ganaba en emociones.

Alrededor de los 15 minutos llegó un duro golpe para el local, la expulsión de Tomás Piro, por doble amarilla, era mucha ventaja para enfrentar a un equipo como Tablada, que con el penal empató el partido en 17. Pero lejos de debilitárlos, el denominador común en el año para este grupo de amigos, fue crecer en la adversidad.

Con un jugador menos por el resto del partido, jugaron más juntos, casi abrazados, duplicando esfuerzos, apoyandose, alentándose, corriendo el doble, tackleando más fuerte. Jockey parecía que jugaba con uno más en vez de uno menos,  ya había vuelto a ponerse arriba con un penal y tenía a La Tablada otra vez arrinconado, pero esta vez la visita consiguió pescar una pelota y de contra volvió a lastimar con un try en la punta.

Nuevamente al frente, Tablada recuperó protagonismo, el partido se jugaba con altísima intensidad en todos los sectores de la cancha. Un penal desde casi 40 yardas le daba ventaja de 5 puntos, con 10 minutos por jugar. Jockey no se achicó y redobló la apuesta. Con alma y vida, cuidando cada pelota, salió jugando desde sus 22 yardas. Una fase, dos, tres…diez… las emociones impedían llevar la cuenta de cuantas iban, lo único claro era que los hípicos no iban a entregar la pelota por nada. Con 4 minutos en juego un line y moul terminó con el wing Marcos Perea apoyando la pelota. 25 iguales. Schiavini esta vez no pudo conseguir los 2 puntos extra, las piernas no respondían del todo a esta altura. Fin del segundo tiempo.

moul2tpo

En el country nadie podía predecir que iba a suceder. Dio inicio el primero de 2 tiempos de 10 minutos. Jockey fue quién empezó mejor y en 4 minutos, Marcos Perea nuevamente encontraba el ingoal. 30-25, Jockey arriba por cuarta vez. Pero como en el primer tiempo, minutos antes de que expire el reloj, los azulgranas apoyaban cerca de la punta izquierda, y con la conversión lideraban por cuarta vez también en el marcador 32-30.

En el segundo tiempo, casi ya sin resto físico, los dos equipos seguían brindando una clase de rugby, entrega y sacrificio. ¿Quedaba tiempo para alguna emoción más? Si, Marcos Perea, con mucha potencia corrió 60 metros, atropellando todo lo que se ponía adelante, y dentro de las 22 yardas soltó un pase que no encontró destinatario. Tablada pudo escapar del peligro y llevar el juego a las 22 hípicas, parecía que lo liquidaba, pero en la última del partido, Jockey recuperó la pelota y se vino desde atrás. Todos juntos de vuelta, entregando todo. Un knock on en mitad de cancha sentenció la historia. Jockey perdió en el resultado, pero en nada más. El reconocimiento de todos los presentes por el partido brindado es una devolución mucho más real y cercana de lo que se vivió el Sábado en el country.

 

Formación JCC:

1- Oscar Viotti (Leonardo Gallardo), 2- Tomás Piro y 3- Emanuel Coña (Giácomo Lo Bué); 4- Nicolás Alexandrovich (Luis Damario) y 5- Facundo Montero (Joaquín Riera); 6- Ignacio Pronyk (Santiago Moyano), 7- Marcos Morlans y 8- Agustín Córdova; 9- Alejo Mías (Marcos Páez Molina) y 10- Santiago Schiavini; 11- Nicolás Seia (Marcos Perea), 12- Manuel Luna,  13- Iñaqui Monesterolo (c) , 14- Bruno Bértola (Germán Brandstetter) y 15- Agustín Rubiolo.
E: Jorge Chali/Sebastian Luna/Santiago López Vaca.

Artículos Relacionados

Una Respuesta

  1. topo salazar

    SOLO APLAUSOS!! INCREÍBLE LO QUE HIZO LA RESERVA EL SÁBADO, EL RESULTADO ES ANECDOTICO.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Jockey Club Córdoba

GRATIS
VER