Por la segunda fecha del ICBC Nacional de Clubes Jockey cayó frente Tucumán Rugby. El equipo local tuvo una tarde inspirada y goleó 53-8.

“El que pega primero, pega dos veces” reza un dicho en el boxeo. Y así fue como pareció plantear el partido el local en Yerba Buena: Drop de kick off, ruck, pelota tapada, try de Tucuman Rugby. Sólo bastaron 15 segundos para ver el primer try del partido. Jockey, aún aturdido por el golpe intentó salir con un penal a favor de sus 22, pero la pelota quedo adentro, contra a fondo “verdinegra”, buen manejo de pelota, try nuevamente. 14-0 en 3 minutos.

Nadie en Yerba Buena podía creer lo que veía, ni siquiera el público local. Después de semejante sacudida, y al igual que la fecha pasada, el equipo hípico pudo acomodarse en el partido , ajustó en la marca y se largó a jugar. La reacción no tardó en llegar y el mejor try del partido se hizo presente: con pelota controlada y desde sus propias 22, “Nacho” Plans fue el director de una orquesta, en una jugada donde se vió lo mejor del equipo cordobés. En 8 fases, y moviendo a lo largo y ancho de la cancha, Jockey perforó por todos lados a la defensa tucumana para que el movimiento termine en try de “Pancho” Panessi en la punta.

Todo indicaba que, después de 21 puntos combinados en 10 minutos, habría un gran partido de rugby propuesto por ambos equipos. El partido se emparejó tanto que los puntos en la pizarra escasearon, sólo 3 más para cada bando antes de que termine la primera mitad para irse al descanso 17-8.

El aprendizaje de Tucumán Rugby en el primer tiempo fue que tendría que estar concentrado y despierto para “pegar rápido”. Eso hizo. Con completo dominio en las formaciones fijas, en los primeros 10 minutos generó 3 tries para dejar las cosas 38-8. Había demasiado tiempo y Jockey no bajaba los brazos, sin tantas pelotas, trataba de jugar cada una de las que tenía. Pero los locales estaban en una tarde inspirada, y de pelota recuperada, a los 20, golpe de “konckout” para los rojiblancos, que a partir de ese momento se desdibujaron, vieron 3 amarillas y 8 puntos más en contra para terminar el partido 53-8.

Una conjunción de factores hacen difícil quedarse sólo con la cifra del resultado. Quienes estuvieron presentes saben que hay mucho por corregir pero que no se está tan lejos como insinúa el marcador final. El equipo tiene actitud y material para jugar un gran rugby, cuando Jockey tuvo la pelota fue muy peligroso (al punto de hacer un try de toda la cancha con control de pelota), y cuando ajustó en defensa fue díficil quebrarlo. Pero también hay que ser realista y asumir que este nivel es la elite del rugby nacional y que en este nivel hay errores que no se pueden tener si se quiere jugar de igual a igual con los mejores. Detalles, los grandes equipos (como Tucumán Rugby) hacen su mayor diferencia en ellos. Detalles, si se quiere jugar como los grandes hay que mejorar solamente en eso: Detalles.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Jockey Club Córdoba

GRATIS
VER