Los Juegos Odesur playa dejaron en claro que la Argentina es el dueño del rugby, en cualquiera de sus modalidades, en esta región del planeta.

Tanto en el rugby femenino como en el masculino, Argentina se quedó con la medalla de oro. Y en el caso de los hombres, nuestro jugador Martin Bogado fue clave para la obtención del título.

A la final llegaron el mejor equipo del torneo (Argentina) y el único equipo que pudo derrotarlo en la clasificación (Chile). Un partido que prometía chispas, con dos equipos con propuestas de juego muy diferentes. El equipo nacional, constituido por jugadores más ágiles y elusivos en el 1 vs 1, y un Chile que apostó a la potencia física de su mayoría de forwards.

El encuentro fue todo lo parejo que se esperaba, y terminó igualado en 5 tries por lado, por lo que se definió en “muerte súbita” (el primero en anotar, gana). El sorteo lo ganó Argentina, y quien tomó las riendas de ese ataque fue el wing de nuestra primera. Bogado fue quien inició, armó y finalmente definió el movimiento que concluyó con su humanidad apoyando en el ingoal chileno, asegurando el campeonato para el equipo argentino.

Una nueva experiencia en el conjunto nacional para Martin, quien vuelve triunfante a sumarse a las filas de nuestra primera, con su cabeza ya puesta en lo que será el próximo partido frente a Urú Curé en Río Cuarto.

¡Felicitaciones Martín!

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Jockey Club Córdoba

GRATIS
VIEW