No todos los triunfos tienen el mismo sabor ni la misma importancia y un ejemplo paradigmático es el  logrado vs Urú Curé en cancha de Bajo Palermo por el tercer puesto del campeonato cordobés.  Luego de una dura derrota en la semifinal había que sobreponerse y volver a actuar. Levantarse y andar sin mirar atrás buscando una propia identidad. No era simple porque en este camino de escribir la historia del Jockey hay altibajos. Luego de haber pasado algunos años fuera de los primeros planos en la escena del rugby cordobés, el Jockey, su dirigencia tomó el toro por las astas, sacudió el polvo y comenzamos una etapa de transformación. Hoy, lo que vivimos es consecuencia de esas decisiones y acciones. Tras una derrota tan contundente como sorprendente sufrida en el partido anterior, rápidamente los fantasmas del pasado aparecen y se instalaba en el inconsciente colectivo que el JCC no estaba para luchar ahí, que Urú Curé lo superaría con holgura, como si todo lo hecho en éstos últimos años (dos semifinales consecutivas, volver a entrar en el Torneo del Interior A con excelentes actuaciones, campeones de copa Fiat y torneo apertura) hayan sido casualidad! Así , en la semana siguiente, el cuerpo técnico y los jugadores tenían un gran desafío y fieles a su actuar hicieron lo que debían hacer, reinventarse en 7 días y asumieron las cosas como son, no como les hubiera gustado que sean y miraron hacia delante. Ingresaron al campo de juego con un equipo tremendo, con su Capitán Mago Brunetto liderando una mezcla de experiencia, pasión y sapiencia. Nombres como Allub, Santiago Lopez Vaca, Matías Moyano Sosa, Facundo Devoto ,  Mono Gallardo junto a Nacho Plans, Julio Deheza y Ramiro Robledo hacen de solo nombrarlos sentir la energía superadora y exitosa que surge de éste equipo. El primer tiempo fue parejo y sin  grandes jugadas, mucho juego con los gordos y oportunidad de patear a los palos para ambos pateadores harían que terminara igualado en 6 puntos. En el complemente el partido empezaba de nuevo, lo equipos ya se habían medido y el Jockey tal vez había desaprovechado unos primeros cuarenta minutos en los cuales teníamos viento a favor y los de la lechuza demostraban que son un gran equipo y que venían con todo, a llevarse el tercer puesto y entrar en la historia y así aterrizaban luego de jugada de sus forwards en el in goal rojiblanco. A partir de allí, otro gran equipo (el JOCKEY CLUB CÓRDOBA ) propondría un juego mucho más dinámico y con gran movimiento de pelota recuperada (su especialidad) “pescada” por el Capi Mago Brunetto terminaría con una gran corrida en velocidad del Topo Salazar y Try de Julio Deheza y con la “pata” de Pancho Lazcano el partido volvía a estar empatado.  Los del sur volvieron a estar arriba por un penal pero pronto los HÍPICOS  pondrían las cosas en su lugar con un try colectivo coronado por Mandarina Errecaborde. Posteriormente  todo sería dominio del Jockey, con intentos de Urú y gran defensa rojiblanca hasta un kick, error de recepción del jugador de Urú, un Chacota Gonzalez siempre atento recupera, corre, pasa la pelota y todo termina en la coronación del try (Mago Brunetto) y TRIUNFO DEL JOCKEY CLUB DE CÓRDOBA QUE VUELVE A ENTRAR A TORNEO INTERIOR  A. Con mucha alegría y todos de pie aplaudamos a un JOCKEY CLUB CÓRDOBA que está donde debe estar, por trabajo, esfuerzo, entrega y humildad de un Club entero que juega por un objetivo común. Pollo Romero ]]>

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.